Condenado el Chacal de Carahue: “Yo sé que no tengo perdón de Dios”

0
61

Juan Rodríguez Llancapán ahora espera sentencia por el parricidio de sus 3 hijos de 2 a 8 años, el femicidio de su conviviente y el homicidio de un amigo. Fiscal pide medidas para evitar un eventual suicido.

Culpable del asesinato de su conviviente por 11 años  Norma Bañares Vásquez, de sus tres hijos de 2, 5 y 8 años de edad, y de un amigo de la familia Julio Huitrañán Huentecol, que pernoctó esa noche en su casa, fue encontrado Juan Rodríguez Llancapán, calificado por este brutal ataque como el “Chacal de Carahue.

El Tribunal de Juicio Oral de Temuco, de manera unánime, resolvió su condena como autor de los delitos de femicidio, parricidio reiterado, homicidio calificado, además de porte ilegal de arma de fuego, por el ataque perpetrados en esa ciudad de La Araucanía el 25 de mayo de 2013, por los cuales la Fiscalía está solicitando la pena de presidio perpetuo calificado.

Al autorizarse una declaración en el juzgado el sujeto expresó: “Pedir perdón por todo lo que hice, pedir perdón a la familia ahí del que murió, pedir perdón a la mamá de mi señora, a la familia de mi señora, perdón a mis hijos… pedirle perdón a mis hijos, y eso. Yo sé que lo que hice no tiene perdón de Dios”.

FISCAL APUESTA LA PERPETUA EFECTIVA Y TEME POR SU VIDA

El fiscal jefe de Carahue, Luis Torres Gutiérrez, comentó que “lo más probable es que la pena pueda llegar claramente a un presidio perpetuo calificado, esto es que la pena sea efectiva por el resto de sus días”.

“Estimamos que la pena es acorde a la gravedad de los hechos, a la cantidad de víctimas y al daño causado. Más cuando es una persona que de acuerdo a los informes psiquiátricos que se escuchó tiene frialdad de ánimo, muy poco arrepentimiento por lo hecho, y esperamos que sea esa en consecuencia la pena que se imponga”, agregó.

El persecutor también comentó palabras vertidas por Rodríguez Llancapán al término del juicio en que señaló sus deseos de “reunirse pronto” con su mujer e hijos: llamó a que Gendarmería de Chile tome todos los resguardos para evitar un eventual suicidio.

CRIMEN HABITACIÓN POR HABITACIÓN

La investigación dirigida por la Fiscalía estableció que el sujeto el 25 de mayo de 2013 compartió bebidas alcohólicas en la vivienda familiar de la villa Los Pensamientos, en Carahue, con Bañares Vásquez y Huitrañán Huentecol, quien se quedó a dormir en el lugar.

Por causas que no se han detallado, en la madrugada golpeó con un hacha en la cara y el cráneo a este último que pernoctaba en el living, y luego le enterró 2 veces un cuchillo cocinero en el tórax. Volvió a su dormitorio y apuñaló también en dos ocasiones a la mujer con cortes en el pecho e hizo lo mismo al menor de iniciales E.R.B., de 8 años de edad, que había despertado.

El hijo menor de iniciales D.R.B., de 2 años de edad, dormía en la cama del dormitorio principal y procedió a asfixiarlo obstruyéndole con sus manos las vías respiratorias, y finalmente pasó a la pieza deA.R.B., de 5 años de edad, que también dormía al que le golpeó la cabeza contra un objeto contundente

Fuente: La Nación

Pmo544

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here