Viernes 29 Julio, 2016 | Publicado a las 23:31 · Actualizado a las 23:31

En Puerto Varas: Consorcio Lechero presentó resultados de proyecto de Bienestar Animal

DSC_0051

Con la certeza de haber provocado un cambio tecnológico a nivel productivo, el Programa de Bienestar Animal del Consorcio Lechero en Chile realizó el seminario “Bienestar Animal, Eje Central de la producción lechera actual”.

 

 

 

 

Se trata de una iniciativa pionera en Chile, la cual demostró que es posible usar herramientas de manejo y prevención de enfermedades en el rebaño a través del bienestar animal. Esto impacta positivamente, lo que contribuye a una mayor producción y longevidad de las vacas lecheras.

En Puerto Varas, con la presencia del subsecretario de Agricultura, Claudio Ternicier y el presidente del Consorcio Lechero, Dieter Uslar, junto a productores lecheros y representantes de instituciones del sector, se realizó este seminario, tras concluir el proyecto que realizó el Consorcio Lechero con apoyo de la Fundación para la Innovación Agraria, FIA.

Este proyecto logró establecer 24 predios pilotos entre la Región Metropolitana y la Región de Los Lagos. En ellos ha sido posible aplicar el protocolo de Bienestar Animal, que ha entregado resultados exitosos en temas como sanidad mamaria y salud podal.

El subsecretario de Agricultura, Claudio Ternicier, resaltó que el Bienestar Animal entra dentro del concepto de cadena productiva de los alimentos, donde se busca que “los alimentos sean sanos, de calidad y que además hayan sido producidos en forma correcta”. Resaltó el interés de los consumidores por conocer los procesos, que sean inocuos y que vengan de sistemas “con animales sanos, con manejo adecuado, en el fondo, la certeza de saber cómo se produjeron los alimentos”. Lo interesante, explicó, es que el Bienestar Animal contribuye a dar confianza al consumidor e impacta positivamente en la rentabilidad del productor. Resaltó los avances en estrés calórico y el trabajo inter instituciones logrado por el Consorcio Lechero, que entrega herramientas de manejo simples para mitigarlo.

Este programa instala la importancia del bienestar animal en el sector, donde se destaca el trabajo colaborativo, resaltó el gerente del Consorcio Lechero, Sebastián Ganderats. “Y lo hacemos de cara a los consumidores, que quieren conocer más y exigen más información”.

 

 

 

 

Ganderats destacó que el Bienestar Animal logra, a través de pequeños cambios en el manejo, mejoramientos en el confort del rebaño. Se trata de un proceso continuo y permanente, todo lo cual va impactando en más producción de leche y mejores condiciones del rebaño.

 

PROYECCIONES

“El Bienestar Animal no concluye con el fin del proyecto. Hoy lo tenemos institucionalizado como un programa dentro del Consorcio Lechero, donde continuaremos generando productos y actividades para el productor lechero, apoyados por el grupo de especialistas que hemos agrupado bajo nuestro techo. Es un tema que llegó para quedarse a nivel productivo”, sostuvo la coordinadora del Programa de Bienestar Animal del Consorcio Lechero, Danitza Abarzúa.

En el seminario se presentó el medidor de ITH (Índice Temperatura Humedad) que contribuye a medir el estrés calórico en vacas lecheras, herramienta de fácil comprensión para el productor y poder determinarlo predialmente. De ese modo, tomar medidas de mitigación.

El investigador de INIA Remehue, Sergio Iraira, quien participa en el Comité  de Salud y Bienestar Animal del Consorcio Lechero, presentó parte de los hitos del proyecto en Puerto Varas. “Entre los resultados, se destaca la implementación del Protocolo de Bienestar Animal en Chile, ajustado a  nuestras condiciones. Es un modelo 100% nacional, que tomó parámetros internacionales”. Esto contribuye a que fue posible aplicarlo a predios nacionales, con excelentes resultados.

Fruto de esta aplicación, fue posible obtener avances en indicadores de manejo predial, que no requieren mayores inversiones. Y este cambio, resalta Iraira, impactó en mejorar significativamente prácticas que impactan en el estrés de las vacas, que provoca bajas en la producción. “Este cambio de mentalidad contribuyó y  hoy los productores hablan e integran el bienestar animal en su manejo. Como se planteó en el Comité, se transformó en una herramienta productiva”, resume Iraira.

Ahora viene la etapa de realizar inversiones prediales de parte de los productores, quienes ya conocen y han integrado el concepto. Hoy los productores –resalta- están convencidos de la importancia de lograr una buena longevidad en las vacas, que es posible hacerlo a través de la aplicación de manejos en crianza, salud mamaria y podal,  rutinas de ordeño, entre otras acciones.

edicion 1021

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.

Deportivo