Lunes 30 Octubre, 2017 | Publicado a las 11:51 · Actualizado a las 11:51

Intendente De la Prida por hundimiento en Chonchi: “Queremos que se solucione a la brevedad”

DSC_2695

El Intendente de la Región de Los Lagos, Leonardo de la Prida, expresó la necesidad de dar pronta solución a la emergencia derivada del hundimiento del wellboat “Seikongen”.

Barco de propiedad de la empresa CPT, y que portaba una carga de más de 200 toneladas de salmones de la empresa Camanchaca.

            Las afirmaciones las realizó en medio de un diálogo con miembros de la comunidad indígena Ñancul del sector Pilpilehue, tras navegar alrededor de la nave siniestrada en compañía de otras autoridades regionales.

            El jefe regional precisó que si bien no puede asegurar un plazo en el que se retiren los riles, el petróleo y la nave misma, espera que sea en el menor tiempo posible: “Queremos que se solucione a la brevedad. Hemos escuchado a la dirigente, hemos escuchado a las personas que viven aquí a 100 metros desde donde tenemos hundido el barco y tenemos claridad que la emergencia y lo más urgente es que se retire el barco, se saquen los salmones, pero que ninguna parte de los restos de salmones caiga al mar sino que sean llevados a un vertedero industrial y también sabemos y estamos tranquilos que a lo menos toda la carga de petróleo y la carga de salmones por ahora no ha escurrido y está salvaguardado”, manifestó.

El seremi del Medio Ambiente, Jorge Pasminio, manifestó que la actual institucionalidad ambiental dispone de sanciones muy importantes en caso de encontrar responsabilidades en la gestión de la empresa Camanchaca, propietaria de los salmones que transportaba el wellboat: “Según los antecedentes que se vayan recabando existen sanciones que son leves, medianas y graves, y las gravísimas pueden llegar hasta 10 mil unidades tributarias anuales, y la mayor sanción que podría derivar podría ser la pérdida de la concesión, según la resolución de calificación ambiental”, puntualizó.

Por su parte, la presidenta de la comunidad indígena Ñancul de Pilpilehue, Patricia Cárdenas, detalló lo que le expresó al Intendente Leonardo de la Prida en el diálogo que sostuvieron: “Todos mis sentimientos que tengo, toda mi angustia, todo este estrés que he vivido estos días, que no lo pensaba, y yo creo que nadie tampoco quería esto, las autoridades tampoco querían esto… que se tomen medidas serias, vivo acá, nací aquí”, expresó la dirigente.

edicion

 

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.

Deportivo