Vida sana: Cuidados al consumir mariscos

0
218

Por la  Dra. Eliana Reyes, nutrióloga e integrante del programa de Obesidad y Diabetes de Clínica Universidad de los Andes.

Para evitar intoxicaciones y malestares es importante seguir algunos consejos al comprar y cocinar mariscos.

El verano es una época donde el consumo de pescados y mariscos aumenta, ya que muchos se trasladan a la costa a pasar sus vacaciones y se tientan con ricas preparaciones. Si bien existe una amplia y sabrosa variedad, es importante tomar algunas precauciones para evitar inconvenientes.

La Dra. Eliana Reyes, nutrióloga de Clínica Universidad de los Andes, entrega los siguientes consejos para consumir de manera segura pescados y mariscos:

  • Comprar y consumir los mariscos y pescados en lugares autorizados.
  • Al comprar pescados frescos, fijarse que tengan ojos sobresalientes, brillosos y transparentes. Las escamas y la membrana de la parte abdominal deben estar bien adheridas, olor característico y la carne debe ser dura, firme y elástica al tacto. Al cocinar pescados correctamente congelados o en conserva, se reducen los riesgos.
  • Los mariscos siempre deben tener olor a fresco y estar vivos, lo que se confirma cuando al ser tocados reaccionan cerrando sus valvas, en el caso de los bivalvos, o escondiéndose en el caso de locos y caracoles.
  • Mantener los mariscos refrigerados a menos de 5º C y separados de otros alimentos. Lavarlos antes de consumir y, si se quieren reducir los riesgos para la salud, se recomienda hervirlos por al menos cinco minutos ya que el jugo del limón no cuece los alimentos.
  • Al cocinar, evitar la contaminación cruzada; no utilizar los mismos utensilios en productos crudos con los que estén cocidos o listos para consumo.

La Dra. Eliana Reyes explica que el principal riesgo para la salud por consumir pescados y mariscos que no están en buen estado es la intoxicación alimentaria, y se manifiesta con dolor abdominal, vómitos, diarrea y a veces fiebre.

“Generalmente estos síntomas se producen en forma muy rápida después de consumido el alimento en mal estado”, puntualiza.

¿Qué hacer frente a una intoxicación?

  • Si los síntomas son leves y de corta duración, preocuparse fundamentalmente de la hidratación.
  • Si son más severos, acudir a un centro de salud.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here