Consumo de agua embotellada en Chile ha aumentado 138% en 10 años

0
584

Los chilenos están consumiendo 29 litros hoy en día al año, versus los 13 que se tomaban en 2006

La razón es que los gustos de los consumidores se han ido sofisticando en los últimos años.
Una vida más saludable y un consumidor más informado han impulsado, en los últimos 10 años, un aumento explosivo en el consumo de agua embotellada en Chile. Como contraparte, el de bebidas ha ido experimentando una baja constante. Según estima Euromonitor International, hacia 2020 un chileno comprará 117 litros de bebida gaseosa al año, lo que significará una contracción de cerca del 2% anual.
Y a propósito del estancamiento en el consumo de bebidas, el agua embotellada está registrando un incremento de 138% en 10 años en volumen de litros totales en el país. Asimismo, el consumo en Chile pasó de 13 litros por persona al año en 2006, a 29 litros en el 2016.
En cuanto a la tendencia de consumo, si bien el consumo de agua embotellada va al alza, no existe una mayor educación por parte del consumidor con respecto al mercado de las aguas. “Las personas tienden a confundir el agua mineral con la purificada, e incluso tienden a pensar que cualquier agua es de calidad por el sólo hecho de estar envasada.” Por eso, desde SURAGUAS nos preocupamos en informar al consumidor de qué debe exigir a la hora de comprar agua envasada para su consumo, como contar con Registro Sanitario, tener implementado un sistema de inocuidad alimentaria (HACCP) que garantice la salubridad de la manipulación del agua en su envasado, producto con fecha de envasado y lote…
Según perspectivas de Euromonitor, el agua embotellada seguirá el camino del crecimiento en los próximos años, ya que proyectan que para 2020 el consumo per cápita podría llegar a los 34 litros al año.
Desde el organismo explican que los cambios en el estilo de vida que impulsan el consumo de agua embotellada, que también incluyen el aumento de la práctica deportiva, las preocupaciones nutricionales de los padres para los niños en edad escolar y la relativa mejor proporción de costo-beneficios, ya que ha habido preocupación pública por la prevalencia de sobrepeso y las enfermedades relacionadas con la obesidad en todas las edades, pero especialmente en los niños.
“Durante los próximos años esperamos que el agua embotellada gane terreno frente a las bebidas gaseosas en general. Este fenómeno está vinculado a un cambio en las necesidades de los consumidores hacia opciones de bebidas más sanas y menos artificiales”, comentó Marie Bel, analista en Euromonitor International.

Edicion. 1278

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here