Joven adicta a las metanfetaminas se arrancó los ojos enfrente de una iglesia mientras tenía alucinaciones

0
95

Ocurrió en la calle, a plena luz del día.

Probablemente los testigos de este “incidente” jamás podrán sacar la traumática imagen de su mente. Kaylee Muthart, una joven de tan solo 20 años fue descubierta cuando, en plena calle, se arrancaba ambos ojos.

La sádica automutilación ocurrió el pasado seis de febrero, en una calle de Anderson, Carolina del Sur. ¿La razón? una serie de alucinaciones que la muchacha comenzó a experimentar mientras paseaba bajo el efecto de las drogas, precisamente, metanfetaminas. 

Pensaba que el mundo estaba “al revés”, lo que la llevó a escuchar voces que le decían que “sacrificara sus ojos” para poder morir en paz. Días antes le había dicho a su madre que iría a rehabilitación.

Quienes estaban dentro de la Capilla Principal del Sur y el Centro de la Misericordia pudieron escuchar inmediatamente los gritos de la muchacha, quien a esas alturas ya tenía un globo ocular en las manos.

Los feligreses intentaron ayudarla, pero para cuando llegó la ambulancia, Muthart ya se había arrancado el segundo ojo.

Según relató Katy Tompkins, su madre, en una entrevista para la revista People, Kaylee habría comenzado a ingerir “cristal” desde hace unos seis meses.

La metanfetamina es una droga mundialmente conocida por ser un estimulante ilegal que altera la percepción del cerebro. Según Katy Tompkins, su hija habría comenzado con la adicción luego de que una vez consumió marihuana mezclada con “meta”.

Según la opinión de los médicos, la droga fumada por la joven probablemente fue mezclada con otra sustancia química, lo que explicaría el tenor de sus alucinaciones.

Su afectada madre declaró estar tranquila, con fuerza y aseguró que se está dedicando a caminar por la casa con los ojos cerrados para relacionarse “con lo experimentado por su hija”.

Los doctores no pudieron hacer nada para salvar la visión de Kaylee, por lo que solamente le limpiaron los agujeros para prevenir infecciones y le recomendaron adquirir prótesis estéticas para evitar el contagio de alguna enfermedad colateral.

  • El siguiente paso de esta joven será conseguir un par de prótesis color verde agua para “que coincidan con su color de ojos natural”, indicó su madre en la citada entrevista.

Fuente Publimetro / Edicion: 1281

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here