La Conmovedora historia que llevó al intendente regional junto a cuatro SEREMIS a un sector rural de Calbuco.

0
484

La historia de Angélica y las pequeñas Valentina y Sofía, caló hondo en el Gabinete Regional. Las complejidades médicas con que viven han convertido a esta joven madre, en un ejemplo de superación, por tal motivo, la máxima autoridad regional, junto a miembros de su Gabinete llegaron hasta la localidad de Yaco Bajo, en Calbuco, para conocer y agotar esfuerzos en busca de apoyo tras un reciente incendio que, además, arrebató todos sus bienes.  

Angélica Jofré, del sector Yaco Bajo en Calbuco, dejó la casa de sus padres para cumplir el sueño de ser profesora, al concretarlo, se radicó en Renca, trabajando largo tiempo en una escuela de Lampa. La vida la puso a prueba tras enfrentar un cáncer linfático, enfermedad de la que afortunadamente pudo salir adelante.

Más tarde se enamoró y tras un tiempo, quedó embarazada de trillizas. Una de ellas, tristemente falleció al cabo de algunas horas, pero Valentina y Sofía lucharon por sobrevivir. Hoy, a punto de cumplir 5 años de edad, enfrentan complejas enfermedades a causa de su bajo peso al nacer, sumado a complicaciones posteriores, entre ellas, parálisis cerebral e hidrocefalia. La dependencia de las pequeñas con su madre, Angélica, su larga rehabilitación y alta demanda de tiempo, sumado a su separación matrimonial, la trajeron de vuelta a casa de sus padres en febrero de este año, quienes viven en la zona rural de Calbuco, y subsisten gracias al cultivo de hortalizas que cada fin de semana venden en el Mercado Presidente Ibáñez de Puerto Montt.

La noche del 17 de septiembre, la adversidad nuevamente azotó sus vidas al incendiarse la casa que habitaban por más de 30 años. En aquella tragedia, perdieron absolutamente todo, pero afortunadamente nadie resultó herido, muchos menos, las pequeñas Valentina y Sofía.  El fuego se llevó parte la historia familiar, recuerdos, documentos importantes del seguimiento médico de las pequeñas, además  de sus sillas neurológicas, claves para mejorar su calidad de vida, sumado a implementos de rehabilitación, y tantas otras cosas que hoy, a semanas de la tragedia, esperan recuperar de a poco.

Hoy, luchan con fuerza para salir adelante, pero requieren y merecen apoyo, por tal motivo, la tarde del jueves el Intendente de la región de Los Lagos, Harry Jürgensen, acompañado de las Seremis: de Salud; Scarlett Molt, Educación; Claudia Trillo, Mujer y Equidad de Género; Viviana Sanhueza y de Desarrollo Social; Soraya Said, conocieron esta historia de vida, compartiendo con Angélica, su madre, hermana e hijas un emotivo y sincero momento.

“Hemos venido a Calbuco, a Yaco Bajo, porque hay un caso que nos tocó el corazón y hemos venido a conocer a Angélica, una profesora muy sacrificada que tiene dos hijitas con ciertas limitaciones que hay que cuidarlas mucho y hay que quererlas más. El amor que tiene este núcleo familiar entre sí es un ejemplo, y además un ejemplo la vecindad que les ha colaborado. Perdieron todo entonces naturalmente hay que ayudarles, y eso es lo que estamos haciendo en equipo, porque Angélica tiene derecho a seguir siendo feliz y a seguir rehaciendo su vida”.

Angélica, emocionada por esta inesperada visita, desahogó profundos sentimientos; “Me han pasado tantas cosas, que ya nada más malo me pueda pasar, yo le pido a Dios que me ayude para cuidar a mis hijas.”

La Gobernación Provincial de Llanquihue, a través de su Gobernadora Leticia Oyarce, desplegarán sus redes de apoyo a través del área social, al igual que la Intendencia Regional, para concretar aportes e ir en ayuda de esta maravillosa familia Calbucana, que clama ayuda, con humildad.

“Esta es la primera vez que sale el Intendente con cuatro Seremis para analizar un caso social y conocerlo, y es porque nos tocó el corazón”, culminó el Intendente.

Comunicaciones intendencia Los Lagos. 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here