Comunidad escolar homenajea a histórico ciudadano alemán y ex Director

0
546

Oriundo de la región de Baviera y trasladado desde su puesto de profesor en Loncoche, Robert Dick llegó a Frutillar en 1943 para hacerse cargo de la dirección del Instituto Alemán, cargo que desempeñó por más de dos décadas hasta su regreso a Alemania.

En el intertanto, sin embargo, el director asumió una serie de desafíos y proyectos que resultan clave para comprender el Frutillar actual.

Aprovechando la presencia de uno de sus hijos, el ex alumno Gerd (Gerhard) Dick, la comunidad del Alemán frutillarino se reunió para homenajear al figura de su histórico ex director, actividad en la que salieron a  la luz otros roles y logros, como el haber sido precursor de las Semanas Musicales de Frutillar, e impulsor de la creación de lo que hoy es el Liceo Industrial Chileno-Alemán. Nacido en Frutillar pero radicado en Suiza desde hace décadas, Gerd Dick llegó a la zona para participar en un acto oficial organizado por el Teatro del Lago y una serie de actividades en memoria de su padre. Una de ellas, el masivo homenaje por parte de su ex establecimiento: “Esto fue impresionante, fue inesperado. Me gustó mucho y es un gran honor estas acá y participar. Me llegó de sorpresa. Robert Dick marcó en cierto modo lo que sucedió aquí en la región de Los Lagos, y también se entregó a ella. Desde mi punto de vista, lo hizo porque fue educado en ese sentido. Para él el dicho, que yo recuerdo que lo implantó una vez en una fiesta al lado de la municipalidad, era ‘uno para todos y todos para uno’, y es lo que vivió”, destacó Gerd Dick valorando las cualidades de liderazgo y capacidad emprendedora de su padre.

En honor al emblemático ex director del Instituto Alemán entre los años 1943 y 1966, el establecimiento desarrolla cada año el campeonato de Voleibol Robert Dick, gran evento deportivo al que se suman decenas de equipos de las regiones de Los Ríos y Los Lagos. Sin embargo, el legado de este histórico personaje abarca ámbitos y logros que muchos desconocen, y que poco a poco deben ser puestos en valor para las nuevas generaciones, tal como explicó la presidenta del directorio de la Corporación Instituto Alemán, Andrea Díaz: “Yo creo que siempre es importante recordar la historia para saber dónde estamos parados y hacia dónde queremos ir, entonces tener la oportunidad de tener acá a un hijo de una persona tan importante en nuestra historia personal, obviamente que hace resaltar las pequeñas grandes cosas que hacen  la diferencia para demostrar lo que somos como colegio.

Es curioso porque el nombre de Robert Dick se recuerda hoy en algo que no era tanto lo suyo, como es el deporte. Sí gracias a Semanas Musicales y a sus 50 años ha salido nuevamente su nombre a la palestra en cosas tan importantes como la música, y como la formación de nuestro colegio, y hoy comenzamos a valorar cosas como su influencia en la arquitectura, su influencia en el liceo técnico para que se construya, y sea hoy Frutillar como ciudad lo que es gracias a todo el legado de Robert Dick”.

Durante el acto de homenaje, y junto con recibir una serie de obsequios y recuerdos de su paso por Frutillar, Gerd Dick tuvo la ocasión de reunirse con sus ex compañeros de curso, alumnos de Enseñanza Básica (preparatoria) del Instituto Alemán en los años ’50, compartiendo con ellos los recuerdos y legado de una época fundamental de la historia de la cuenca del lago Llanquihue.

 

Pie de foto ex alumnos 1955: <de izq. A der. Alfonso Scheel, Marlis Kusch; Hernan Hechenleitner; Gerda Siebert ; Gerhard Dick.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here